Quién tiene un gato en casa, sabe que existen distintos tipos de arenas para gatos. Hemos investigado los diversos tipos, y aquí os dejamos un resumen para que podáis elegir cual os interesa. Eso sí, a los gatos no les gusta cambiar de tipo de arena constantemente. Elegid bien.

ARENA CONVENCIONAL

Es la más económica y la puedes adquirir en supermercados.  Es de pocos usos porque cuando el animal hace sus deposiciones  y se mezcla con la arena provoca un olor bastante desagradable. Entonces debes tirar toda la arena a la basura. En nuestra opinión, lo barato puede salir caro a la larga.

 

ARENA AGLOMERANTE

Está hecha con arcilla de bentonita. La ventaja es que tanto las deposiciones como el orín se compactan siendo fáciles de retirar. Puedes conservar el resto de la arena limpia. En su contra, es una arena que suelta mucho polvo y su olor no es muy agradable.

 

ARENA DE PERLAS DE SÍLICE

Es una tierra sintética de silicato de sodio. Es aglomerante, igualmente, por lo que permite separar fácilmente las deposiciones. Cuando el gato orina, la arena se pone de color amarillo, por lo que puedes retirar solo esa parte de la arena sucia. Este tipo de arena es inodora, pero es verdad que no gusta a todos los gatos.

 

ARENAS ECOLÓGICAS

Son biodegradables, lo que permite tirarlas directamente por un inodoro convencional. Todos los excrementos – líquidos y sólidos – se compactan fácilmente y se puede separar del resto de la arena. Al ser muy ligera, a veces, se queda pegada en patas y pelo lo que hace que provoque mucha suciedad. Estas arenas suelen oler a madera, no usan fragancias artificiales y suelen durar más que otras arenas, lo que suponen un ahorro económico. Los materiales que se usan para su elaboración  son: madera de pino, granos de trigo y maíz, cáscaras de nuez y papel reciclado.

Y hasta aquí nuestra selección de arenas. ¿Nuestra apuesta? Ninguna de ellas.

Pipopet, inodoro y ducha para gatosNosotros apostamos por Pipopet, el primer sanitario diseñado para gatos. Se utiliza en casa y sustituye al arenero.

Es un producto de alta calidad y resistencia. Fabricado en España, a mano, con materiales acrílicos, totalmente higiénicos, aptos para el uso de los gatitos. Debido a su diseño, podemos utilizarlo también para limpiarlos, asearlos y cepillarlos. Funciona como cualquier inodoro, con agua corriente.

Tanto el agua, como los residuos orgánicos, van directamente a la red de saneamiento.

Os invitamos a que conozcáis a fondo nuestro producto, en el siguiente enlace puedes encontrar toda la información: Pipopet y si queréis consultarnos o poneros en contacto con nosotros podéis hacerlo a través del Servicio al Cliente.